Consumo consciente, la costumbre es más fuerte que el amor…


caja de nogada , caja de madera de cultivo, caja tradicional

Hay muchas preguntas que se repiten.

Y la más común es:

¿Qué quieren hacer ustedes como Mama Tungurahua?

Bueno se nos ocurren muchas cosas, entre ellas obtener un negocio 100% rentable ¿Quién no desea esto?

Sin desechar este objetivo, otro interés primordial es contribuir a fortalecer la comunidad ecuatoriana de consumo responsable.

Tratamos de conjugar la parte social y ambiental y obviamente la económica. Pero, palabras van y vienen, mejor ponemos un ejemplo:  nuestra crema en barra.

Los ecuatorianos conocemos de tradición la cajita de nogada.  Dulce característico de Ibarra, dicen que antes en cada casa había un árbol de nogal ¡Que fantástico ¡Acostumbrados a ver las cajitas redondas de madera en escaparates, tiendas, quioscos no le veíamos nada   fuera de lo común! Hasta que conocimos su origen, en la ciudad de Ambato, y a toda una familia de artesanos que tradicionalmente se dedican a su elaboración.

Con sencillez y mucha generosidad nos demostraron sus   habilidades. Llegan al alma. Entendimos que un dulce tradicional y su empaque va más allá de la satisfacción de degustarlo.

Y la cajita de nogada se transformó en el empaque de la crema.

Apoyar la economía local y sostener lo elaborado a mano, no tiene precio ¡

Hemos llegado a consumidores que    habían olvidado o no conocían este empaque tradicional. Increíble, ¿no?

Repotenciamos el uso de un empaque, que siempre fue biodegradable pero no lo veíamos como tal.

A veces la costumbre es más fuerte que el amor. El amor al consumo consciente¡¡

Deja una respuesta